ENVÍO GRATIS PARA PEDIDOS SUPERIORES A 150€ (EXC. IVA)

Compañero de verano

“Ha llegado otra vez esa época del año... Arrastro la parrilla hasta el frente del restaurante y, justo al lado del mar, donde siempre he estado, abro la puerta a todos los que aprecian una hermosa comida a la parrilla, fresca, capturado ese día, de nuestro Mar.

Van llegando clientes, habituales, amigos y los que vienen por primera vez.

Este año tengo un nuevo ayudante en la parrilla, al que no le importa ensuciarse, ensuciarse, recoger un poco de carbón o incluso protegerme cuando el fuego de allí decide contraatacar.

Un ayudante que, conmigo, mira la lubina que ya está casi hecha, a la izquierda, o el pincho de calamares, o esos pimientos que ya piden el aceite, para pasar a una mesa que espera ansiosa su llegada.

Un ayudante duro, inmune a desgarros o cortes, y que de vez en cuando atrae una mirada de aprecio, o incluso un comentario hacia el otro. look que juntos demos nuestro arte de servir bien.

Ese delantal que, a la parrilla, a la vista de todos los clientes, también forma parte del escenario de nuestro restaurante.

Al final del día él está ahí para ayudarme a cerrar y al día siguiente nunca deja de acompañarme cuando abrimos”.

Esta es la perspectiva de alguien en la parrilla de un restaurante junto al mar en un día de verano.

¡Este verano no te olvides de un buen delantal!